Consejos de uso

Cuándo usar la mascarilla

Las mascarillas deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas; el uso de una mascarilla por sí sola no basta para proporcionar una protección adecuada contra la COVID-19. Convierta el uso de la mascarilla en una parte normal de su interacción con otras personas. Para que sean lo más eficaces posibles, es esencial utilizar, guardar, limpiar y eliminar las mascarillas correctamente.

Siempre es preferible el uso de mascarillas quirúrgicas frente a higiénicas. El uso de mascarillas higiénicas o de tela podría aumentar las posibilidades de infección por el virus de la COVID-19 si la mascarilla se toca a menudo con las manos sucias y se contamina, o si se mantiene sobre otras zonas de la cara o la cabeza y después se vuelve a colocar sobre la boca y la nariz.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.

Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

En cuanto la mascarilla esté húmeda, sustitúyala por otra limpia y seca. Si se utilizan mascarillas, es esencial usarlas y desecharlas adecuadamente para evitar que sean ineficaces.

Las mascarillas deben desecharse cada 4 horas, reemplazándose diariamente.

Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Preguntas frecuentes

¿Qué diferencia hay entre las mascarillas higiénicas y quirúrgicas?

La principal diferencia entre las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas higiénicas responde al porcentaje de eficacia bacteriana (BFE) y al índice de respirabilidad. Las mascarillas quirúrgicas deben tener una BFE igual o superior a 98. Mientras que las mascarillas higiénicas solo deben tener una BFE igual o superior a 95. De esto interpretamos que al menos el 95% de las partículas portadoras de microorganismos se han quedado retenidas por el material de la mascarilla.

Las mascarillas quirúrgicas llevan la certificación EN-14683:2019+AC (BFE>98) que garantiza un porcentaje de eficiencia bacteriana y de respirabilidad determinados. Este porcentaje Las mascarillas quirúrgicas deben tener una BFE igual o superior a 95. Mientras que las mascarillas higiénicas llevan la homologación normativa UNE 0064-1 (BFE>95).

Nuestras mascarillas, están igualmente cerficadas y cumplen los estándares exigidos de calidad en ambos casos. Nos comprometemos hacer mascarillas de alta calidad, dependiendo independientemente del nivel de filtración que estés buscando.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña